Dejar a tu chico con las “ganas” no es nada bueno, esto es lo que le puede pasar

Los hombres son criaturas complejas pese a lo que suele pensar entre las chicas de manera que comprender qué es lo que le pasa a sus cuerpos ante determinadas situaciones es algo que te convertirá en una mejor novia.

Esta semana queremos compartir contigo algo que probablemente no es tratado de manera frecuente entre las parejas pero que sin lugar a dudas debe ser tomada en cuenta la próxima vez que te veas con esa persona especial.

Cuando los chicos están listos para tener intimidad deben completar el proceso porque de otra manera comienzan a suceder cosas que no son positivas. Por favor no te olvides de compartir este material con tus amigos.

Si en el último instante le dices a tu hombre que no vas a poder hacer nada tienes que saber que se va a sentir muy humillado y es probable que no te quiera volver a ver nunca en su vida. Es una cuestión de actitud frente a la vida.

Resulta que el cuerpo del hombre reacciona mal ante esta situación y es que sus partes íntimas se concentra tanta sangre que si al final de la jornada no acaba puede experimentar el dolor más insoportable de su vida.

Una mujer que no cumpla con su palabra difícilmente será tomada en serio en otras oportunidades de manera que si en tu caso sientes que quieres estar con ese hombre entonces por favor procura llegar hasta el final con él.

Estar en la cama con alguien que te gusta mucho puede llegar a ser tan emocionante que incluso el corazón se acelera. Si lo dejas con las ganas podría sufrir un infarto que podría terminar con su vida en cuestión de horas.

Muchos chicos tienen que recurrir a trucos desesperados para no sufrir por el espantoso dolor del que te hablamos hace unos minutos. Lo más seguro en estos casos es emplear las manos, es como en la adolescencia.

Otra buena señal para saber si lo dejaste con las ganas es ver si te pide un oral ya que eso es algo muy frecuente en los que quedan insatisfechos. Nos parece evidente que en este punto tienes que hacer algo al respecto por él.

Una de las consecuencias más extremas y graves de dejar a un chico con las ganas es que él podría terminar cambiándote por otra; una chica que sea capaz de complacerlo incluso en la cama.

Comentarios